Donde las opiniones son noticias

El Gringo de Capotillo

129

Cuando en los años 1997-98 en Capotillo reinaban como jefes del micròtrafico Luís Paula Rosario (Luís Quita Tenis), Nino Cuboy, Danny 45, Nanao, Nando Neris, Álvaro de Paula (Koketa), Jhony El Policía, entre otros en el mercado de la avenida Duarte hacía su aspiración vendiendo latas de carbón, un joven llegado de San Juan de la Maguana.

 
Este personaje se llamaba Manuel Emilio Mesa Beltrè “El Gringo”.

Por no tener estructura ni experiencia en los callejones y las calles de Capotillo, San Juan o El Gringo estaba por debajo de Quita Tenis y era uno más de sus distribuidores.

El Gringo tenía una cosa que otros no tenían, era blanco y tremendamente guapo que en un poco tiempo sus hazañas les dieron a conocer.  Una vez Luís Quita Tenis cae preso, Danny 45 es asesinado en la cárcel de La victoria, El Gringo se apuntala como un nuevo jefe en el centro del micròtrafico:  las calles 42 y José Martí.

 

En un poco tiempo El Gringo crece moviéndose de un lugar a otro en una pasola por Capotillo conociendo en el camino a un que será su gran socio (El Chino).

Ambos pasaron a controlar y cuando Luís Quita Tenis sale de la cárcel reclamo el territorio que entendía suyo. Esto no fue reconocido por El Gringo y El Chino, quienes les declaran a guerra donde caen vendedores de uno y otro bando.

Desplazado Quita Tenis se imponen las reglas y los dos grandes El Gringo y El Chino, quienes crean una red poderosa capaz de negociar directamente con los colombianos, captan a políticos influyentes de los principales partidos PRD; PRSC y PLD

También, colocan a sus servicios altos oficiales policiales y militares de esos que manchan el uniforme y por arte de magia pasan a ser “empresarios”,

El Gringo instala lico store, boutiques, compra fincas, construye plaza e invierte en , casas de cambio y otras propiedades, claro no a su nombre, sino de sus mujeres y facilitadotes.  Por su parte, El Chino monta tienda a parte en sus negocios tan basto como los del El Gringo.

Cuando El Gringo fue apresado próximo a la Casa de Cambio Hermanos Solano y los oficiales de la Dirección Central Anti-narcóticos(DICAN) de la policía ocupan dentro de una jeepeta ultimo modelo BMW más de cuatro millones de pesos en efectivo, trata de sobornar y al no lograrlo llama para que les lleven de inmediato un recibo de un alegado préstamo por cuatro millones de pesos, en un intento desesperado por evadir la culpabilidad

Recientemente, Sobeida Morel la dama sexy de Figueroa Agosto luego de negociar con la fiscaliza declara en el tribunal que el dinero para comprar la mansión de Arroyo Hondo, que habitaba Mery Peláez provenían de esta de Casa de Cambio.

La casa de cambio Hermanos Solano, una de ella fue allanada por la Dirección Central Anti-narcóticos de la policía DICAN encontrando más de 50 millones de pesos en bultos, escritorios y cajas.  Parte de ese dinero estaba podrido.

Es la propia Sobeida Feliz Morel revela el papel de la Casa de Cambio Hermanos Solano en la organización de Figueroa Agosto, y es el Gringo que llama a esa agencia para que les lleven un bola de humo el recibo de préstamo, una jugada tan burda que en el tribunal ni él ni sus abogados pudieron justificar el origen de esta suma, por lo cual se le condenó a ocho años de prisión.

En Najayo donde tiene su celda El Gringo vive como le da la gana:  Tiene visitas conyugales, televisor, nevera, bebidas incluyendo la bebida de los dioses, finos vinos y alcohol.

Nuevamente El Gringo es noticia y de que manera, fracturándole un brazo al encargado de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en la cárcel de Najayo.  Todo comenzado porque este recluso violento, prepotente y criminal se molestó por el Capitán Orlando Stephan de la Rosa, no le había devuelto un televisor incautado para revisarlo y ver si tenía drogas ocultas.  Eso fue suficiente para que este come gente y león enjaulado lo agrediera haciéndole saber que lo mandaría a matar junto a su familia.

Sobrada razón tiene el jefe de la policía de calificar de “vulgar delincuente y analfabeto” a El Gringo.  Lo que procede en este caso, no solamente condenar el hecho, sino que el capitán agredido se querella por amenaza e intento de asesinato.

La DNCD y la policía como instituciones deben presentar una demanda querella.

Estas acciones merecen un castigo ejemplar, y tomar en cuenta el planteamiento del jefe de la policía Mayor General José Armando Polanco Gómez, de que en el país hay que construir una cárcel de máxima seguridad para estos reclusos violentos que se creen dueños y señores del mundo donde puede insultar, agredir, golpeas y mandar a asesinar por encargo porque dinero tienen de sobra para financiar dentro y fuera de las càrceles sus fechorías.

El Gringo de Capotillo merece lo que se buscó, una sentencia ejemplar y una condena por este último hecho independientemente de la condena que guarda

Las autoridades y los jueces tienen la palabra.

Quien da el primer paso

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.