Procurador de la PTJ

63

Escrito por: Rafael G. Santana

El Procurador General de la República se siente de lo más bien.  No es para menos porque el doctor Radames Jiménez Peña hizo saber que el  presidente de la República, doctor Leonel Fernández Reyna promulgó la ley del Ministerio Publico que contempla la creación de la Policía Técnica Judicial (PTJ).

 

Otros que deben estar muy alegres son el crimen organizado, narcotraficantes, asesinos, violadores de menores, funcionarios corruptos, ladrones, atracadores y violadores de las leyes porque completaron el paleé de la impunidad: El Código Procesal Dominicana y la esperada PTJ, esta última una isla de investigación de poder judicial autónoma.

El doctor Jiménez Peña frente al repudio generalizado a la creación de la PTJ hizo saber que este engendro malino “estará integrado por los policías que tienen a su cargo las investigaciones criminales”.  Y uno se pregunta, entonces si la policía tendrá la investigación para que gastar tinta, papel y recursos para implementar la PTJ.

 

Es una pregunta que debería responder de inmediato el doctor Jiménez Peña que se canta y se llora en el momento de analizar la policía paralela llamada PTJ.

 

El jefe de la policía Mayor General José Armando Polanco, un gladiador sin limite en el combate de los atracadores, secuestradote, asesinos, el narcotráfico y el crimen organizado cumplió su misión de alertar sobre los peligros a la seguridad ciudadana en caso de poner a operar la PTJ.

 

También, el ex- jefe de la policía y asesor policial del Poder ejecutivo Bernardo Santana Páez, que unas declaraciones transcendentales relata el fracaso de la PTJ en la República Dominicana en los gobiernos de Héctor García Godoy y Antonio Guzmán Fernández.

 

Las experiencias traumáticas de Chile, España, Panamá y Venezuela donde este invento peligroso sencillamente fracasó.

 

Sobre Venezuela el doctor Santana  Páez fundador de la escuela de criminalista y propulsor de la Policía Científica dice “en Venezuela donde fue necesario crear el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística y un Instituto Universitario de Policía Científica como institución académica de tercer nivel, bajo la dirección de la Policía Nacional, así erradicar la famosa PTJ que habían creado en el 1958”.

 

Resaltando que “México, donde en poco tiempo han sido creados más de cinco modelos de policía investigativa que han fracasado”. En cuanto a España precisa que “Franco, tenía una policía que se ganó el rechazo de la sociedad y luego de esa dictadura, la sociedad entendió que en vez de desmembrar la policía cabía que fortalecerla y modernizarla”.

 

El general Santana Páez llama la atención de lo que establece el artículo 88 del Código Procesal Penal “el ministerio público dirige la investigación y practica u ordena practicar las diligencias pertinentes y útiles para determinar la ocurrencia del hecho punible y sus responsabilidades, se debe entender que eso es una dirección legal y funcional, no orgánica, en virtud de que ésta última está controlada por la  Constitución, por lo que los fiscales no pueden dar órdenes, sino, hacer requerimientos, porque el ministerio público es un procurador de justicia, no un criminalista o especialista en investigación criminal, por lo que esa dirección legal tiene sus límites y su alcance”.

 

Más claro de ahí ni el agua, si se incluyó la PTJ en la ley del ministerio público que se pondrá en vigencia, es obedeciendo a intereses de lo que se benefician de la impunidad.

Ya el procurador Jiménez Peña tiene su PTJ que asuma su responsabilidad y consecuencia que no serán otras a los resultados del Código Procesal Dominicano que entrando en vigencia aumentó la delincuencia generalizada, el narcotráfico y el crimen organizado.

 

Ustedes verán los resultados de la PTJ: Escándalos, libertad caprichosa a criminales, violadores de menores, a narcotraficantes, funcionarios corruptos y en fin a los jinetes de la delincuencia.

 

Por el camino que vamos, esto se jodió y de qué manera.

 

Que Dios nos coja confesado.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.