CLUB SAN LAZARO EN CAMINO EQUIVOCADO

52

Por Rafael G. Santana

Una máxima popular dice “lo que comienza mal termina mal”. En el mes de octubre del 2011 un grupito puso en marcha un plan para apoderarse del club San Lázaro a como diera lugar.

 

El primer paso fue escudarse en la figura del fallecido Manuel Cholo Suero. Seguidamente ciegos por la pasión y obedeciendo a  intereses particulares  el trío integrado por Manolo Prince, Rigoberto Llano (Rigo) y Miguel Ángel Marte Peralta se negaron dar carnes a Francisco Chico Pérez, Ramón A.. Pinedo (Mochín), Francisco Borras (Fiquìn), Julio César Rodríguez (Peña) y quien escribe violando los estatutos. Las elecciones se hicieron de una manera irregular  resultando electo Marte Peralta.

 

El tiempo testigo mudo de la historia se ha encargado de evidenciar los fines que perseguían estos personeros.

 

Recientemente Marte Peralta en un reportaje en Listin Diario hizo saber que “él donó al colegio Chalet el taboncillo” Cuando en mi calidad de ex secretario de Prensa del club San Lázaro y periodista le pregunté a Miguel Ángel Marte Peralta de que si era cierto que el tabloncillo se había vendido por 200 mil pesos respondió “por 200 mil no, por 120 mil, pesos”, y que Prince había autorizado a un ingeniero que despegar el techo para que se cobrara una deuda.

 

En declaraciones para el periódico El Día del 12-6-12 Marte Peralta confirmó que “vendió parte del techado de su local por 150 mil pesos, con los cuales pagaron deudas y gastos operacionales de la entidad “y sobre el tabloncillo dijo que “el mismo se encuentra guardado en el colegio Claret.  Que conversa con el párroco del Claret para intercambiarlo por becas y algún aporte económico mínimo para el club, si conseguimos uno nuevo”.

 

Desde el 20-12 con las declaraciones dadas por Marte Peralta a Listin Diario, a El Día y a mi son todas contradictorias, y lo que es peor tanto la donación del tabloncillo y la venta de parte del techado son operaciones ilegales porque un presidente de un club máxime de San Lázaro que es una asociación fin fines de lucros puede donar o venta un inmueble sin ser discutido y aprobado en una Asamblea General que es la máxima autoridad.  No solo, sino que por ser propiedades colectivas y de inversión pública es Bienes Nacionales que debe autorizar cualquier donación o venta. Los estatutos de San Lázaro en el artículo 6 letras “A” dice “la Asamblea General será el organismo máximo deliberativo”.

 

La ley 122-05 que regula y fomenta las asociaciones sin fines de lucro y el Reglamento número 40-08 de la misma en el artículo 17 precisa “los beneficios obtenidos por las asociaciones, derivados del ejercicio de actividades económicas, incluidas las prestaciones de servicios, o cualesquier otros ingresos, deberán destinarse, exclusivamente, al cumplimiento de sus fines, sin que quepa en ningún caso su reparto entre los asociados ni entre sus cónyuges o personas que convivan con aquéllos con análoga relación de afectividad, ni entre sus parientes, ni su cesión gratuita a personas físicas o jurídicas con interés lucrativo”.  Queda claro lo que ordenan y mandan los estatutos y la ley de organizaciones sin fines de lucro como el caso de San Lázaro que es un ONG que recibe dinero y beneficios del gobierno.

 

Lamentablemente el club San Lázaro lo conducen Marte Peralta, Llano y Prince por un camino equivocado.  Lo que salva a esta organización es la legalidad; que renuncien Marte Peralta, Llano, Prince y los que donaron el tabloncillo y vendieron parte de techado.

 

Otra medida es que los asesores de conformidad al artículo 29 de los estatutos “tomen las riendas del club” Textualmente este articulo expresa “el cuerpo de asesores podrá toma la riendas del club en caso de crisis, hasta que pueda reunirse la Asamblea General, y convoque una nueva elección, o se resuelva la crisis satisfactoriamente, haciendo cambios a nivel de dirección”.

 

Partiendo de que Marte Peralta no sabe lo que tiene bajo su responsabilidad, para donde va y dispone individualmente de las propiedades del club que se escoja un Consejo Directivo Provisional que inicie un proceso de inscripción y convoque a elecciones. Este consejo deberá estar integrado por un representante de los asesores, uno del Comité Olímpico Dominicano (COD); uno delegado de la comunidad, y un notario público autorizado.

 

Una de las medidas de este organismo provisional es gestionar la reparación del polideportivo; recuperar el tabloncillo, la parte del techado que se vendió, dar a conocer las deudas que se pagaron con esos 150 mil pesos e informar donde están otras propiedades como son la pizarra electrónica, las 10 computadoras de la sala virtual, la planta eléctrica de 50 kilos y los equipos del gimnasio.  Estos equipos se instalaron en la gestión de Rafael Uribe, y Freddy Pérez, en el Ministerio de Obras Publicas.

 

La dotación del tabloncillo que le costó al gobierno 100 mil dólares y la venta de parte del techado son maniobras ilegales que merecen castigo. Lo sensato es que los responsables en este caso Marte Peralta, Llano, y Prince renuncien de inmediato porque no tuvieron la  prudencia de discutir en el pleno de la directiva esto ni en la Asamblea General.  Un directivo me confesó que “a mi no me consultaron para eso”, y de seguro que a otros también.

 

Salvemos al club San Lázaro de esta claque ilegal.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.