Donde las opiniones son noticias

PREGUNTELE A LA DEA DE RAYSA DE LA CRUZ

59

Por: Rafael G. Santana

El escritor norteamericano George Weil en el libro “Periodistas y Periódicos” resalta que “el maravilloso instrumento del periodismo sirve para la libertad y la dictadura; para el bien y para el mal”.

Sentenciando  que “si no hubiese sido por el periodismo los Estados Unidos de Norteamérica no logran su libertad y la independencia”.

En los cuarenta años que tengo de ejercicio profesional he tratado de ser equilibrado, prudente y veraz con base a la verdad.  No sólo eso, sino que ese periodismo sirva al bien común, no la maldad.

Los que me conocen saben que no extorsionó ni busco prebenda.  Mucho menos me presto para dañar a nadie. Este periodismo afecta intereses, y esos intereses reaccionan en ocasiones tratando de acorralarme, neutralizarme y silenciarme. Jamás han podido doblegarme teniendo que aceptar la realidad: Lo que digo y escribo se sustenta en la verdad, documentos o grabaciones.

Si la otrora toda poderosa  ex capitán Raysa de la Cruz Olivares para llegar a un acuerdo de reducción de la pena por el delito de conspirar y traficar con drogas narcóticas en el territorio norteamericano revela a los oficiales federales, a la DEA y los fiscales “ que era amante de uno de los directores de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), quién conocía de sus actividades ilícitas” sabrá porque lo dice, entonces es una necedad desplegar a ciertos “periodistas” de esos que se venden a indagar de donde obtuve los datos exigiendo que revele la fuente.

Esto es una frescura propia de pusilánimes acostumbrados a la Duche-vida a cambio de descalificar a lo que hacen un periodismo transparente y químicamente honesto.

El acuerdo de Raysa con los norteamericanos y la publicación del periódico acento; del periódico digital y escrito universodeopinion.com, este último que dirijo son fuentes confiables  donde deben ir, no donde quien escribe.  En mi calidad de Asesor de Drogas de la Comisión Permanente de Seguridad Nacional del Senado de la República y por la credibilidad que tengo en las altas esferas del poder, la sociedad y la comunidad me llegan testimonios, detalles y documentos que de publicarse serían devastadores.

Existe un principio de “cada cosa en su lugar y un lugar en cada cosa”.  Esas cosas las tengo bien guardada para en su momento usarlas o no usarlas porque sobre todo soy humano y nada humano me es ajeno como decía Terencio.

Me permito decirles a los francotiradores que me tienen en la mira que no cojo corte con el periodismo que ejerzo y apunten para  otro lado.  No jodan tanto que solo ustedes y nadie más que ustedes son los responsables de sus hechos y si no quieren que se sepa “no lo hagan” y punto.

No pierdan su tiempo conmigo vayan a la DEA y los fiscales norteamericanos para que les digan que dijo o no dijo Raysa de la Cruz Olivares.

Así de sencillo es este asunto.

Ay…….que miedo y búsquense un gato prieto porque lo que viene es un aire huracanado del  territorio norteamericano.

Por escala y rangos: Primero fue Quirino Ernesto Paulino Castillo; segundo Guevara; tercero Figueroa Agosto; cuarto Toño Leña; quinto general retirado Hiraldo Guerrero y sexto la capitán Raysa de la Cruz Olivares.  Todos y toda negociaron y cantaron.

No se vaya nadie que esto se pone bueno.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.