Donde las opiniones son noticias

PASQUIN INFAME

109

Por: Rafael G. Santana

El gran maestro del periodismo en la República Dominicana Don Rafael Herrera, me enseño cuando me desempeñaba como  periodista en la fuente del  Palacio Nacional, en la presidencia del doctor Joaquín Balaguer, que se debe ser paciente, insistente y decidido en busca de la verdad para  elaborar una noticia que transcienda en la sociedad.

No te preocupe por lo que digan, lo importante es trabajar sin pasión ni desesperar porque el tiempo se encarga de todo. La Santa bíblica resalta que lo que hace daño, no es lo que entra por la boca, sino lo que de ella sale.

En  un periódico y en las redes sociales se coloca en  pantalla la circulación de un pasquín infame que trata inultamente de descalificar la excelente labor del Mayor General Manuel E. Castro Castillo, en la jefatura  de la Policía Nacional.  Esos sectores que  enfrenta a Castro Castillo, no les perdonan  haber desarticulado las  vinculaciones de ciertas estructuras de mando a lo interno de la policía y estructuras del, crimen organizado. 

Estos pusilánimes no dan la cara, sino que se ocultan escudándose en un pasquín infame publicitado para provocar pescando en las aguas turbulentas  de la escoria social que está al asecho para atacar. Estos mediocres no le perdonan a Castro Castillo, provenir de un hogar pobre de Villa Juana y usando la Inteligencia como base de la lucha contra el crimen organizado. Mucho menos les perdona que el presidente Danilo Medina, lo designara  jefe de la policía. Tampoco les perdonan el saneamiento moral en las filas policial impulsando una verdadera reforma que permita tener  una policía eficiente. Son seres amargados, derrotados y desesperando que buscan crear un ambiente de desconfianza usando la mentira y la difamación. Quienes colocaron en las redes sociales y en internet esa basura pretenden  legitimarla.

Un profesor del Centro de formación Cubirro de Venezuela, donde estudié periodismo juvenil, y  comunitario enviado por Casa Abierta, una organización de los padres jesuitas, me advirtió; Santana no le pare bola a eso.

Me llamó la atención el mensaje de no le pare bola a eso y me respondió, eso quiere decir que no te detenga, avance y fije su atención a lo trascendente porque este mundo está lleno de mediocres.

Así es, Mayor General Castro Castillo no le pare bola a eso porque los autores de la nueva calumnia se coserán en su propia salsa, y algunos de ellos son carne de extradición que tiene un espacio reservado en los banquillos de los tribunales norte americanos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.