Donde las opiniones son noticias

LA OTRA POLICIA JUVENIL DEL MICROTRAFICO

109

 Por Rafael G. Santana

La diputada Minú Tavares Mirabal anunció que someterá una Resolución para pedirle explicación al Ministro de Interior y Policía Fadul Fadul y al Jefe de la Policía Nacional, Mayor General Castro Castillo por la creación de la  Policía Juvenil Comunitaria.


Según la legisladora esta no es una labor  de la policía, crear ese organismo juvenil.

Este planteamiento de Tavares Mirabal, es caprichoso porque no se adapta a la realidad que vive la Policía Nacional, en particular la gestión del Mayor General Manuel E. Castro Castillo, encaminada a poner en marcha una profunda reforma que permita un cercamiento real con la juventud y la comunidad.

 

No solo eso, sino que desconoce los alcances de la política social del gobierno de Danilo Medina, de visitar las comunidades, oír sus reclamos para resolverlos e impulsar el desarrollo socio económico de cada sector.

Es un nuevo estilo de gobernar del presidente Medina que lo interpreta al pie de la letra el jefe de la policía Mayor General Castro Castillo.

Uno de los graves problemas que tienen los barrios y la sociedad es el incremento de Las Naciones y las Pandillas Juveniles que sirven de soporte a los traficantes de drogas quienes se amparan en  el Código del Menor logrando la impunidad en favor de  estos segmentos de la población que les sirven.

Pueda que la diputada Tavares Mirabal por vive aislada en una oficina  y estar sumergida en  el sub mundo de la maravilla que le toca por la posición oficial que desempeña desconozca que los niños y los jóvenes son los que usando armas de fuego vigilan los puntos de venta de drogas, sirven como sicarios a los capos barriales, promueven acciones violentas y enfrentan a la policía. No solo eso, sino  que hace bastante tiempo que en Capotillo funcionó un centro de entrenamiento de niños y menores a cargo de los jefes de las acciones militares de Luís Quita, Danny 45 y Nino Cuboy, estos dos últimos asesinados por bandas rivales.

Los menores de Luis Quita Tenis hicieron historia en Capotillo y su estructura está ahí operando como en sus mejores tiempos.

En capotillo se dice que Luis Quita Tenis está de regreso luego de cumplir una condena por asesinatos y narcotráfico.

Se dice en Capotillo que los menores de Luis Quita Tenis son los que están  disparando a la policía desde los callejones,  queman gomas y tienen en zozobra la zona.

Dicen en  Capotillo que Luis Quita Tenis tiene 25 fichas por delitos cometidos y está en libertad tratando de recobrar la zona de la calle 42 que le pertenece y que El Chino tiene bajo su control.

Eso dicen en Capotillo y Menú debe oír eso para que tenga una mejor panorámica de lo que sucede con los niños y los menores en  los barrios.

La Policía Juvenil comunitaria no se creó para patrullar, mantener el orden y realizar labores policiales.  Lo que se busca es educar a los niños y los menores sobre sus deberes, comportamiento correcto, conocer los valores patrios y morales para ir formando un hombre y una mujer que sirva a la sociedad y la Patria.  Ni más ni menos, eso es la Policía Juvenil Comunitaria una alternativa social diferente a Las Naciones y las Pandillas.

En 1985 en la página Juventud y Sociedad que tenía a mi cargo con el respaldo de Persio Maldonado, director de El Nuevo Diario con motivo del Año Internacional de la Juventud, escribí lo siguiente, es mejor llegar a un niño o a un joven cincos minutos antes que diez minutos después cuando ya es un delincuente.  Sigo creyendo en eso porque prevenir es mejor que la mental.

Es preferible tener una Policía Juvenil Comunitaria y que un a Policía Juvenil del microtráfico como la que tiene Luis Quita Tenis en Capotillo, Moisés en Los Al carrizos y otros jefes del trafico de drogas en los barrios.

Que siga adelante la Policía Juvenil Comunitaria.

Adelante Mayor General Castro Castillo, no coja corte de nadie y recuerde hay que seguir dándole en  la madre al crimen organizado y sus socios donde se encuentren.

Se lo escribo y se lo recuerdo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.