Donde las opiniones son noticias

SONIA SILVESTRE UN CANTO PARA TODOS

122

 

Por Rafael G. Santana

La iglesia católica dominicana por medio de la Fundación Pablo Sexto creó a Casa Abierta, una institución para orientar a la juventud y la sociedad sobre los efectos nocivos del consumo y el tráfico de drogas.

Este grupo encabezado por el sacerdote José R. Cruz, los sicólogos Salvador Pérez Núñez, Salvador Estepan, Niulka Nanún,  Juana Carro, el actor venezolano Rómulo Rivas, y el obispo Príamo Tejeda desarrolló un intenso programa de prevención sobre el peligro de este mal.

Debido a su precaria situación económica Casa Abierto estuvo a punto de cerrarse. Un grupo de empresarios, publicistas y artistas liderado por Freddy Beras,

Freddy Ginebra, Luis Miguel Geraldino y Víctor Víctor propusieron que se organizara el Primer Festival Primavera76 Un Canto para Todos.

Esta importante actividad fue ampliamente promovida creando conciencia sobre el fenómeno de las drogas. Tanto Víctor Víctor como Sonia Silvestre realizaron una excelente labor comprometiendo la participación de las agrupaciones musicales del momento Johnny ventura, Wilfrido Vargas y otras.

Por el arraigo que tenía en  los clubes deportivos y culturales fui designado por el Comité Ejecutivo de Casa Abierta para coordinar las  organizaciones juveniles. La dinámica de trabajo en grupo me permitió conocer a Sonia Silvestre, una mujer de una sonrisa ingenua, solidaria y ante todo transparente que defendía sus ideas haciendo de la música y  el canto un instrumento para la transformación de la sociedad. Esa era Sonia un motor que impulsa el presente y el futuro en busca de una mejor Nación.

Su muerte causó un profundo dolor en el pueblo.

La voz de Sonia Silvestre, en el festival 7 Días Con el Pueblo abrió las puertas para el retorno a la institucionalidad, el disfrute de la libertad, el respeto  a los derechos humanos y de la democracia. Sonia, no es la tarde que llora ti, sino tú pueblo, mi pueblo y millones de personas en Cuba, Venezuela, América Latina y el Caribe.

Recuerdo cuando Sonia en 1978 me hizo una llamada telefónica a Radio Antillas donde se transmitía el programa radial Panorama Clubístico para decirme Rafaelito voy de camino con Vítico y Pablo Milanés, para que lo entreviste y el pueblo pueda escuchar una de sus canciones, Para vivir.

Así fue Pablo Milanés, hizo un relato de su estadía y de las actividades a desarrollar en el país, mientras el colega Carlos Nina Gómez y el director técnico Alexis Rubio, gozaban en la cabina.

Unos meses después, Sonia me llama al periódico El Sol para darme otra noticia, Rafaelito Vitico y yo vamos abrir el Café Internacional entre la Calle El Conde y Salomé Ureña, la ceremonia será transmitida por Radio Rebelde de Cuba y tú ha sido designado nuestro Relacionador Público por lo que te toca la presentación. No esperaba esta distinción de Sonia y vitico, pero ellos eran así solidarios, amigos y hermanos de quienes conocían.

Descansa en paz compañera y amiga ejemplar.

Tu Vivirá en el corazón del pueblo.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.