Fracaso de Mourinho: 350 millones para no pasar de octavos

120

(MARCA):-  El Sevilla asaltó Old Trafford en una noche histórica para el sevillismo. Los dos goles de Ben Yedder valen el pase a cuartos de un equipo que siempre fue mejor que el United, que carece de fútbol, lo que automáticamente remite a su entrenador, José Mourinho, la cara del fracaso red.

Sevilla memorable el que salió vitorioso de Old Trafford, el que se ha colado en cuartos dejando en la cuneta a un dinosaurio de la Champions, el que conquistó el Teatro de los Sueños con versos del Arrebato y un fútbol delicioso y valiente, el de un entrenador recién llegado que ha metido al equipo en la final de Copa y entre los mejores ocho equipos de Europa.

El United de Mourinho regresó a la Champions tras levantar la Europa League y no ha sido capaz de superar los octavos en lo que es sin duda alguna un fracaso para el todopoderoso ManU. El desembolso desde la temporada pasada en fichajes asciende a 350 millones. Pogba (105), Mkhitaryan (42, que ya no está pero cuya salida fue un intercambio con Alexis), Bailly (38), Lukaku (84,7), Matic (44,7) y Lindelöf (35). Un proyecto que acabará sin Premier ni Champions para un United cuyo fútbol está muy lejos de lo que se espera de su inversión y que fue inferior tanto en la ida como en la vuelta.

Ben Yedder ya está para siempre en la historia del Sevilla con un doblete en apenas cuatro minutos que se aprenderán de memoria en el Pizjuán. El francés suplió a Muriel y nada más salir al campo dio el pase a cuartos con dos goles de 9 clásico, de rematador puro, lo que le llevó a quitarse la camiseta; la ocasión lo merecía. Se venderán más camisetas con el 9 a la espalda, se creará algún cántico, se inaugurará una peña… Así se entra en la historia. Y eso que tuvo el hat-trick en un claro mano a mano…

Steven N’Zonzi dio una exhibición con el manual de mediocentro bajo el brazo. Presencia, personalidad, recuperaciones, apoyos… El francés lo bordó, recuperado a tiempo para la causa sevillista tras sus indecisiones pasadas. El ex de Stoke firmó una noche de fútbol que los sevillistas tardarán en olvidar.

La afición del Sevilla soñó despierta en el Teatro de los sueños hasta silenciar a la ruidosa afición red con cánticos Made in Nervión. Los más de 2.000 sevillistas que acompañaron a su equipo en Old Trafford se hicieron notar durante el día pero también durante el partido. El Sevilla seguro que notó su aliento sobre el césped cuando durante el partido sonaba el himno del Arrebato. La conquista no fue sólo durante el césped, sino también en la grada.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.