Kyrie Irving pierde toda la temporada

35

Kyrie Irving, tras someterse a la conocida cirugía en su rodilla izquierda, no podrá regresar a las canchas en lo que resta de Temporada Regular ni en playoffs, tal y como adelantaba Adrian Wojnarowski de ESPN y confirmaba poco después Boston Celtics.

La franquicia, en un comunicado oficial, ha explicado que Irving deberá volver al quirófano este sábado para extraer dos tornillos que se implantaron en su rotula izquierda tras sufrir una fractura rotuliana durante las Finales de 2015. La primera operación, la cual se anunció como un proceso mínimamente invasivo para eliminar un cerclaje con banda de tensión de su rodilla –colocado a la vez que los tornillos–, es la que ha desvelado la necesidad de una segunda intervención.

Según comenta el equipo, la operación les llevó a encontrar una infección bacteriana en la rotula del jugador, por lo que para asegurarse que esta quedará eliminada por completo se ha decidido extraer los tornillos. En su momento la fractura rotuliana de Irving se curó por completo y no presenta ningún daño estructural. Con esos datos, Boston anuncia que se espera que su estrella esté plenamente recuperado en unos 4-5 meses.

Lo cierto es que los acontecimientos se han ido sucediendo hasta este triste desenlace. No hace ni un mes que Danny Ainge anunciaba que el base de los Celtics pasaría por el quirófano en las próximas campañas, algo que se acabó convirtiendo en una obligación de presente que ha puesto punto y final a su primer curso en Boston.

Aunque la precaución siempre ha sido la premisa fundamental con Irving, lo cierto es que nadie esperaba que su concurso acabase de esta manera, sobre todo después de que el equipo anunciase que tras pasar por el quirófano, lo cual ocurrió el 24 de marzo, su ausencia se extendería entre 3 y 6 semanas.

Finalmente esa previsión, la cual dejaba la puerta abierta a que regresase incluso en primera ronda de playoffs, ha saltado por los aires para dar carpetazo a su campaña. Los verdes deberán encarar ahora la postemporada sin sus dos grandes fichajes del verano: Irving y Gordon Hayward.

Mensaje de Irving

Una vez conocida la noticia, Irving ha mostrado su frustración por este final de campaña con estas palabras vía Instagram: “Aceptar los obstáculos incontrolables que te lanza la vida es algo muy difícil. Constantemente intentas aprender, crecer y prepararte cada día con herramientas para lidiar con estas cosas, pero siento que cuando llega algo así te queda una sensación de dejar cosas pendientes, es como poner tu carrera profesional y objetivos en espera. Es una prueba de perseverancia y voluntad para seguir en la lucha”, comenta antes de enviar ánimos al equipo.

“Ahora, descubrir que tengo una infección en la rodilla es algo que acepto. Los que crean que esto concluye aquí están completamente equivocados. Se lograrán los objetivos, aquellos que marqué para el equipo  y para mí. Esta temporada fue solo una instantánea de lo que vendrá. El viaje de regreso a la cima del monte Everest continúa. ¡Vamos Celtics! Aficionados de los Celtics, espero escuchar bien fuerte el TD Garden durante los playoffs y experimentar ese intenso ambiente. ¡Gracias a todos!”.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.