Dirección de Prisiones inaugura oficina de los Derechos Humanos dentro de La Victoria

SANTO DOMINGO:- La Dirección General de Prisiones dejó inaugurada, por primera vez en la historia del sistema penitenciario nacional, una oficina de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la Penitenciaría Nacional de La Victoria.

El acto, que estuvo encabezado por el director general de Prisiones, coronel policial Roberto Hernández Basilio, y el presidente de la CNDH, Manuel María Mercedes, contó con la presencia de Patricia Lagombra, directora del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, y  Roberto Santana, asesor del Poder Ejecutivo en materia penitenciaria.

También, estuvo presente el teniente coronel Julio García, encargado del departamento Penitenciario Consular de la Dirección de Prisiones.

Además de Mercedes, por la CNDH estuvieron presentes Francisco Pérez Martínez, presidente de la filial de Constanza y adscrito a la nueva oficina que quedó abierta, y Felipe Venero, director nacional de Atención Penitenciaria de la organización de la sociedad civil.

El objetivo de esta oficina es velar por el cumplimiento de los derechos de las personas privadas de libertad en el desenvolvimiento cotidiano de dicha penitenciaría.

El coronel de la Policía Nacional Hernández Basilio recordó que su gestión encamina los pasos necesarios para mejorar las condiciones de vida de los internos. “Trabajamos para superar el desafío de los inconvenientes del tradicional modelo penitenciario que se contraponen al tratamiento de las personas que entran en conflicto con la ley”, aseguró Hernández Basilio.

Mientras, Mercedes reafirmó el compromiso de la Comisión de los Derechos Humanos con la reforma penitenciaria. “No es  posible una reforma penitenciaria sin la participación de la Pastoral Penitenciaria, la Defensoría Pública y el Ministerio Público”, dijo.

En el acto también habló Roberto Santana, quien ponderó la apertura de la oficina de la CNDH y exhortó a los representantes de esa organización a mantener la colaboración armónica con las autoridades penitenciarias.