Donde las opiniones son noticias

LA ENCUESTA MUDA

110

Por Rafael G. Santana

La campaña electoral para elegir el 20 de mayo el nuevo presidente constitucional de la República, ha sido maliciosamente desviada.

 

Los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) que postula Danilo Medina; Partido Revolucionario Dominicano (PRD) a Hipólito Mejìa Domínguez, sin dar una explicación de donde salen tantos recursos económicos para financiar los sport de televisión, las menciones por la radio, grandes vallas, vehículos, caravanas, mítines y otras herramientas de propaganda prefieren insultarse dejando a un lado la discusión de los programas.  No solo, sino que les huyen a los debates porque al parecer sus propuestas no tienen nada nuevo que ofrecer.

 

Las encuestas de las grandes firmas de mercadeo electoral que se publican en los grandes periódicos, páginas digitales y la televisión certifican la victoria de Medina con  ventaja de 3 a 5 puntos. En las dos últimas semanas las encuestas coinciden en que el candidato morado gana en la primera vuelta.

 

La otra encuesta realizada en los barrios, los mercados, centros comerciales, universidades y donde se concentra la mayoría de votantes que viven en la pobreza, pequeños comerciantes, amas de casas, productores agrícolas y profesionales los resultados son mucho a poco a favor de Hipólito promovido como “Papá”.  Es decir hay dos encuestas:  la de los grandes periódicos y los instrumentos de campaña mediática y la  abierta, cada una con un ganador.

 

Faltan pocos días para que la encuesta muda exprese su voluntad.  Esta es una medición silente, que observa y se manifiesta en las urnas.  La metodología que aplica es el voto consciente, el voto de la alternabilidad y el voto castigo. Los resultados de esta encuesta son estremecedores por el mensaje que envía.

 

Si en la República Dominicana  predomina la polarización, es porque los llamados sectores de la izquierda, y las fuerzas liberales no han sido capaces de unirse con base a un programa real que satisfaga a las masas populares pasando a ser una opción de poder.  En Chile Salvador Allende guiado por el Partido Socialista, Partido Comunista; los liberales, los sindicatos, los profesionales y otras instancias socio-económicas y políticas tuvo la entereza de postularse en diez ocasiones asimilando las derrotas que le permitieron fraguar diez años después la opción de poder doblándole el pulso a Augusto Pinochet.

 

Una lesión que debería aprender la llamada izquierda y porque no el PLD y el PRD, estos dos últimos proclamados ganadores de las elecciones sin estas realizarse.

 

Los líderes del PLD y el PRD deben hacer conciencia de que a las elecciones se va a ejercer el voto, elegir y ser elegido donde uno gana y otro pierde.  Ojala estos partidos aplicaran la regla del gallero que lanzan los gallos a la pelea y tienen la dignidad de aceptar los resultados pagando de inmediato la apuesta.  Por eso se dice que la palabra del gallero es un contrato sin papel que se cumple al pie del compromiso.

 

La pasión, los intereses en juego y el deseo de ganar a como de lugar presagian una situación compleja y delicada en estas elecciones porque la gente del PRD de abajo y de arriba no están preparados para perder y la militancia del PLD para dejar el poder.

 

Tenemos que promover la prudencia, el respeto a la voluntad popular, y que se entienda que se participa en unas elecciones no en una guerra.

 

Promovamos la paz.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.