Donde las opiniones son noticias

DANILO CUIDADO CON EL CHINITO

79

 Por Rafael G. Santana

El presidente de la República Danilo Medina tiene el firme propósito de hacer un gobierno transparente y comprometido con la ajusticia social en beneficio de los humildes.

 

En la toma de posesión hizo saber que será “amoroso con los buenos y los humildes”. Sentenciando que “será implacable con los deshonestos, oportunistas y soberbios” No solo eso, sino de su gobierno “será intolerante con actos de deshonestidad o de despilfarro de los recursos”. Para no dejar duda de sus planteamientos sentenció “yo les aseguro, que desde la presidencia de la República, garantizaremos la transparencia, elevaremos la calidad del gasto público y avanzaremos firmemente, hacia una gestión pública austera, cada vez más profesional y efectivo”.

 

Estos lineamientos fueron reafirmados en el Consejo de Gobierno donde instruyó para que los ministros y altos funcionarios firmaran un reglamento de ética. Sin haber salido los decretos un funcionario de la pasada gestión mostró su disgustó cuando se enteró que  sería sustituido del cargo  donde tenía grandes privilegios  entre ellos están auto jubilarse con la suma de 700 mil pesos mensuales; gastar 9 millones de pesos en la celebración de una fiesta aniversaria de la dependencia que administraba, y al iniciarse en el nuevo cargo  canceló a 25 personas, una de ellas porque no escribió su nombre correctamente. Los cargos de los cancelados pasaron a ser ocupados por los miembros de su cofradía dejando sin el pan de cada día a meritorios dirigentes medios y militantes del Parido de la Liberación Dominicana PLD.

 

Este funcionario de genes asiáticos pronunciados pagaba con la tarjeta de crédito y los recursos del gobierno los festines que organizaba en un  restaurante de la urbanización La Esperilla.

 

El talentoso, honesto y solidario periodista Leo Hernández, refiere en la columna Top Screte del periódico El Caribe del martes 28-8-12 lo siguiente “por cierto restaurante exquisito y exótico del sector La Esperilla añoran por estos días los consumos exorbitantes siempre cubiertos por la tarjeta de crédito platinum negra asignada al flamante funcionario, quien desde el día de su remoción, era una especie de mecenas del establecimiento, al que acudía junto a habituales contertulios de lunes a viernes, y junto a su prole y otras familiares cada domingo”. Desconozco si este es el mismo personaje que los periodistas cuando van escribir algo dicen como es que se llama y se escribe el nombre del chinito de la superintendencia de Valores.  Este personaje tiene la cachaza de gastar más de 80 mil pesos en una cena exclusiva donde ordenó cerrar el restaurante de La Esperilla y otros que frecuentaba cuando disfrutaba de la miel del poder y se servia con la cuchara grande.

 

Este funcionario, si es que se le puede llamar así se molestó mucho cuando alguien del área financiera del gobierno advirtió al chinito que debía tener cuidado en gastarse 9 millones de pesos en una fiesta a cargo de Fernando Villalona. Fue tal el enojo que se apareció al lugar donde el funcionario trabaja para acusarlo de una supuesta extorsión, cosa que rechazó su jefe y como no tuvo éxito se dirigió donde Luís Augusto Thomen propietario de el Show del Medio Día para que cancelara al periodista Salvador Sánchez, por el comentario que hizo sobre los gastos de la fiesta y en los restaurantes que cerraba para disfrutar sin la presencia de extraños.  Aunque estos hechos fueron cometidos en la gestión pasada, y que de seguro el ex presidente Lóenle Fernández Reyna desconocía hay que esta alerta. El presidente Danilo Medina tiene que tener cuidado con El Chinito. Basta una auditaría para comprobar los movimientos de la tarjeta negra Platinum y los gastos del Chinito.

 

Que dice la comisión de ética del gobierno sobre esto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.